- gafas vintage auténticas -

FAQ

VINTAGE


Nuestras gafas

Para que estés tranquilo/a y tengas plena confianza en nuestro producto, te garantizamos lo siguiente:

- Todas son originales y auténticas, no son reproducciones (lo que se denomina "retro") ni falsificaciones de ningún tipo, están todas originalmente fabricadas entre 1950 y 1995
- Están nuevas, en perfecto estado, sin uso, tanto si son de los años 50 como de los 90, no son de segunda mano ni usadas
- Las lentes son de fabricación actual, de fabricación italiana, según norma ISO en vigor con filtro ultravioleta UV400
- Si tienes dudas de cómo te quedarán, si son muy grandes, muy pequeñas... te damos todas las facilidades para que puedas devolverlas
- Recibirás nuestras gafas acompañadas de un estuche rígido + un saquito o funda de fleje + una toallita limpiadora sin coste adicional
- Casi todas son piezas únicas, sólo tenemos un modelo, aunque disponemos de series limitadas de pocas unidades (entre 10 y 20)
- Son aptas para ser graduadas de vista o graduadas de sol, también puedes cambiar de color de lente sin graduación a través de nuestro personalizador

¿Por qué elegir nuestras gafas?

- Son piezas únicas la mayoría, es decir, sólo tú vas a tener y llevar ese modelo de gafas
- Son gafas seleccionadas una por una a nivel internacional, dándoles un trato especial, personalizado
- Tratamos cada modelo de gafas con ilusión, con cuidado y con esmero, no como una mera mercancía destinada al mero lucro
- No trabajamos con monturas de plástico de baja calidad, sino acetatos y metales con robustez y resistencia
- Nos desvinculamos de la producción en cadena, de proponer infinidad de modelos iguales, en masa 
- Nos apartamos del "Made in China" actual (hace 20-30 el Made in China, Korea, Hong-Kong, Indonesia sí era de calidad), de la deslocalización y de grandes distribuidores que tiñan de oscuro la vida de sus empleados
- Apostamos por la sostenibilidad y la ecología, nuestras gafas, al ser pequeños tesoros recuperados en perfecto estado de hace más de 20 años frenan en cierta medida la fabricación desmesurada
- No apostamos por lo barato a todo precio en lo que lo único que importa es vender y vender, preferimos seguir una línea más coherente y equilibrada
- Al ser piezas únicas te garantizan el máximo de exclusividad y de diferenciación como accesorio o complemento
- Son también series limitadas, ya sea de 5 o 10 unidades máximo, y además, cada montura llevará una tonalidad de lente diferente
- Al ser 100% vintage, la inmensa mayoría de las monturas tienen unos estándares de fabricación que superan en calidad y diseño a muchas gafas actuales
- Las lentes son italianas, de fabricación actual según la norma ISO en vigor, con filtros UV400
- Los colores de las lentes no están nada vistos, muchos casi imposibles de encontrar en el mercado actual, con tonalidades claras o semiclaras muy especiales
- Nos desmarcamos de invadir el mercado con lentes espejadas que lleva todo el mundo, trasladadas del deporte a la moda urbana
- Trabajamos muy de cerca con optometristas que nos aportan asesoramiento, conocimientos e información muy valiosos


¿Qué es exactamente vintage?

Existen diferentes enfoques del término o concepto vintage, pero esencialmente los aspectos que lo caracterizan son los siguientes:

- Objetos con al menos 20 años
- De otra época, pero sin llegar a ser antigüedad (100 años)
- Materiales que actualmente podrían tener un precio muy elevado
- Pertenecientes a una década o época concreta por lo que el precio y el valor dependen del estilo, el diseñador, el estado de conservación…
- Muchas piezas están hechas a mano o artesanalmente, en parte o totalidad o bien con exigentes estándares de fabricación y acabados cuidados
- Exclusividad, puesto que o bien se fabricaron en su día en pequeñas cantidades o porque se conversan pocos por el paso de los años
- Con historia, porque son característicos de una época y ya no existen en la actualidad o se fabrican con calidades diferentes de menor calidad o diseños distintos, por lo que se convierten en muchos casos en piezas de coleccionismo, de decoración u objeto de culto.

No obstante, el concepto vintage es muy amplio y puede entenderse desde diferentes enfoques según el parámetro o elemento al que se dé mayor peso, con mayor o menor purismo, de una estética o valor determinados, etc.

Ejemplos: perros de cerámica de tamaño real para vestíbulos, teléfonos de baquelita, gafas de celuloide, papel de pared de diseño arabesco o con flores, la vespa, el vespino...

¿Es lo mismo vintage que retro?

No es lo mismo, y es mucha la gente que confunde ambos conceptos, puesto que lo retro es cualquier objeto de fabricación reciente (o de menos de 20 años) que simplemente evoca algo de un tiempo pasado, de diferentes décadas. Se puede tratar de un artículo o pieza que evoca en parte a otro del pasado o que tiene pequeñas pinceladas del mismo o también de un objeto que se ha reproducido tal cual, incluso con las calidades de antes, pero que ha sido fabricado recientemente y que no pertenece a la época en que se fabricó o usó originariamente.

Ejemplos: muebles de estilo sesentero fabricados ahora, gafas de ojo de gato de fabricación actual, una caja con motivos pin-up, un cuadro con iconografía de publicidad de los 50...

¿A qué hace alusión la gente cuando dice “estilo vintage o estilo retro”?

Es cierto que al usarse la expresión “estilo vintage” puede estar utilizándose correctamente el concepto vintage en una de sus vertientes o enfoques, ahora bien, en la mayoría de los casos se usa “estilo vintage” para hacer referencia al concepto “retro” erróneamente o de manera poco precisa, es decir, algo de fabricación actual con pinceladas de algo de otra década pasada o una reproducción casi exacta.

Si oímos decir “estilo retro” quizás se hace más difícil determinar con exactitud a qué se refiere la persona que emplea dicho concepto, puesto que puede estar haciendo referencia sin saberlo a algo que realmente es vintage auténtico, que es simplemente “retro” y no “estilo retro” o quizás lo más lógico, esto es, que se refiera a que es algo con aire retro sin ser puramente retro. De todos modos, podría considerarse como una expresión popular imprecisa o ambigua.

¿Existe el término retro-vintage?

Aunque puede no estar acuñado o consolidado, podría emplearse, y resulta, además, cuanto menos un tanto peculiar, puesto que podríamos tener ante nosotros un artículo o pieza fabricado hace más de 20 años = vintage auténtico y que sabemos que ya hace tiempo que no se fabrica, pero que ya en la época en que se fabricó y se comercializó, éste a su vez evocaba ya algo de otra década pasada. Algunos simplemente lo denominarían como “vintage” sin matizar dicha característica porque al fin y al cabo vintage agrupa ambos aspectos. Ahora bien, en el ámbito de la fabricación de gafas, el retro-vintage se presenta como algo muy común. Como ejemplo, podemos imaginar unas gafas fabricadas en los 80 con un estilo puramente sesentero como por ejemplo las monturas metálicas redondas popularizadas por John Lennon.

¿Vintage y antiguo es lo mismo?

No en su sentido estricto, pues precisamente se suele emplear el concepto vintage cuando un objeto, artículo o pieza no puede considerarse estrictamente como antigüedad, que en su sentido más estricto y purista, significa que tiene al menos 100 años, aunque popularmente, la gente designe “antigüedad” a todo aquello que le parece viejo, antiguo.

¿Por qué está tan de moda todo lo relativo al concepto vintage?

Pues fundamentalmente por los puntos que hemos descrito anteriormente al explicar qué significa exactamente el concepto o término vintage, que son exclusividad, calidad y diseño con la ventaja del precio al que puede llegar a ofrecerse comparado al que tendría en la actualidad si se fabricara con los mismos estándares o parámetros de calidad y estética.

¿Qué ventajas puede aportar lo vintage en el sector de las gafas?

Fundamentalmente las ventajas son la calidad, la exclusividad, el diseño y el precio.

CALIDAD: sobre todo buena parte de las gafas fabricadas en los 50-60-70 marcaban una diferencia notable con respecto a las monturas actuales. Una montura de acetato de alta calidad y con bisagras reforzadas puedes encontrarlas según el modelo concreto a unos 50 o 60€ mientras que esa calidad de acetato (popularmente “gafas de pasta”) en unas gafas de fabricación actual podrían costar entre 150 y 250€ mínimo incluso sin lentes, a parte de que ya ni tan siquiera se fabrican gafas de tan alta calidad. No obstante, aunque siempre predominaba una calidad considerable, también había diferentes calidades. En los 80 y los 90, quizás bajaron un poco dichos estándares, pero también las gafas de dichas décadas llegan, en su mayoría, a marcar cierta diferencia con respecto a las gafas actuales.

EXCLUSIVIDAD: al ser ediciones limitadas, fabricadas en pequeñas cantidades en la época o simplemente porque pasados más de 20-30 años ya no se conservan ejemplares en buenas condiciones, pues obtenemos un artículo o accesorio, como es caso de las gafas, no visto, único o de muy poca tirada, que además lo puedes llevar, lucir, además de coleccionar o regalar. Ni siquiera las grandes marcas actuales te pueden llegar a ofrecer tan alto grado de exclusividad y de objeto único e irrepetible.

DISEÑO: suele estar presente una buena calidad de diseño, cuidado, con singularidad, característico de la época, diferente, exclusivo, ya no visto, por lo que difícilmente se pueden hallar tantas ventajas a la vez.

PRECIO: por un precio razonable estás adquiriendo, gracias a los tres puntos enumerados anteriormente, una combinación única CALIDAD + EXCLUSIVIDAD + DISEÑO = precio inigualable si lo comparáramos con un objeto de fabricación actual que reuniera dichos parámetros.

Además de ello, podemos citar elementos como colores, materiales, acabados y formas que ya están extintas o son muy difíciles de encontrar en las gafas de fabricación actual. Buen ejemplo de ello son algunas características que podríamos citar:

CELULOIDE: material que se prohibió hace décadas por su vulnerabilidad a las altas temperaturas

CRISTAL MINERAL: las lentes minerales, que ya apenas se usan salvo en marcas de prestigio que aún las usan como elemento diferenciador como Ray-Ban, Persol, Vuarnet y Serenguetti entre otras. Y determinados colores en cristal mineral, que ya no se fabrican en absoluto en la actualidad: degradados, violeta, amarillo… y tratamientos: espejo, endurecido...

BISAGRAS REFORZADAS: dobles bisagras, bisagras de gran solidez casi imposibles de ver en gafas actuales


LENTES

Materiales


¿Qué es una lente orgánica?

Se trata de una lente (popularmente la gente dice “cristal”) de lo que vulgarmente se denomina plástico, es decir, un producto obtenido de la química orgánica, aunque en realidad se trata de polímeros muy especializados que usan específicamente en la óptica oftálmica por sus cualidades ópticas y físicas. Se las conoce como CR-39. Es el material claramente predominante en la industria de las gafas de sol desde principios de la década de los 80 fundamentalmente.

¿Qué es una lente mineral?

Son las lentes (cristales) que tienen como materia prima el vidrio. Se llaman “minerales” precisamente porque el vidrio está hecho fundamentalmente de silicatos, es decir, Sílice fundido con óxidos metálicos como el Titanio, el Bario, el Sodio, etc.

¿Qué es una lente de policarbonato?

Se trata de un tipo de plástico, plástico de policarbonato (PC), que se trata de un polímero obtenido por policondensación. Se empezaron a introducir en el mercado a finales de la década de los 70 y actualmente se utilizan para actividades deportivas, profesionales, por su alta resistencia.

¿Es mejor un material de lente que otro?

Es relativo, puesto que cada tipo de lente posee ventajas e inconvenientes:

MINERAL: alta resistencia a las rayas y de fácil limpieza, ventajoso para ciertos tipos de graduación en lentes oftálmicas para vista por su alta capacidad de reducción de espesor. Se rompen con mayor facilidad y se puede desfragmentar o astillas en dicho caso, además de que pesan más que el resto de lentes. No recomendadas para niños ni para ciertas actividades entrañen un alto riesgo de impacto. No se pueden fabricar en ciertas coloraciones.

ORGÁNICA: también conocidas como CR-39, más ligeras, se pueden tintar de todos los colores, ofrecen más opciones de tratamiento, coloración, graduación, de ahí que se hayan convertido en el tipo de lentes que predominan en el mercado de las gafas de sol y en cierta medida, también en las lentes graduadas. Sin embargo, se rallan con mayor facilidad y necesitan un mantenimiento cuidado y frecuente.

POLICARBONATO: similares a las orgánicas, altamente ligeras y resistentes, siempre van endurecidas de fábrica, muy aptas para las gafas montadas al aire o perforadas, ideales para la práctica del deporte u otras actividades que precisen de una alta resistencia a los impactos. También se rallan con cierta facilidad al igual que las orgánicas, por lo que con frecuencia se les han de aplicar lacas específicas de recubrimiento y protección para minimizar dicho factor.

¿Cómo puedo diferenciar un tipo de lente de otro?

A la vista pueden confundirse fácilmente, es casi inapreciable. Al tacto, o sea, mediante el sonido por impacto y vibración, se puede identificar con cierta facilidad qué lentes son minerales, puesto que suenan como el vidrio (como un vaso, botella, ventana…), aunque es cierto que ciertas monturas hacen que no sea tan sencillo identificar el sonido, ya que lo atenúan o modifican, sobre todo algunas monturas de acetato. Las lentes orgánicas suenan a plástico, como la visera de un casco de moto más o menos. Las de policarbonato son similares a las orgánicas y suelen ir montadas en gafas deportivas, gafas con curvatura montadas al aire o perforadas, etc. aunque el sonido es parecido, puede notarse mayor solidez y rigidez. Cierto es que hoy en día es poco habitual ver lentes minerales espejadas al igual que ciertos colores, eran especialmente predominantes en las décadas en que se fabricaba con mayor predominancia en mineral (años 60-70), por ejemplo, lentes azul celeste, violeta… pero no es un dato determinante para reconocer un tipo de lente u otro a simple vista.

Para una búsqueda afinada puedes buscar por palabra clave escribiéndola tú mismo, por ejemplo "oro" "titanio" "Ray Ban" "violeta" y así darás con cualquier descripción que contenga dicha palabra.

Si lo que deseas es buscar por rasgos o características específicas propias a lo que es unas gafas, puedes utilizar los menús desplegables que aparecen a continuación; puedes seleccionar sólo uno de ellos o combinar varios. Cuantos más selecciones simultáneamente, más restrictiva y específica será tu búsqueda y el resultado obtenido.